Entrevista a Marc Prensky, un experto en la educación del futuro, un hombre rompedor y creativo en la empresa de reformar las aulas y los sistemas educativos actuales, y que dice cosas como ésta: «El profesor del siglo XXI ha de preparar a sus estudiantes para un futuro incierto». Más allá del mensaje mediático, el falso debate sobre la bondad o la maldad de los videojuegos y un cierto tono conductista en su discurso basado en la idea de «entrenamiento», es importante reflexionar sobre el valor argumentativo y motivador de ciertas actividades en pantalla frente a actividades educativas presenciales tradicionales: asunción de riesgo y conciencia de la posibilidad de error, feedback inmediato a tus acciones, toma de decisiones, adaptación al usuario, etc., son rasgos fundamentales de un videojuego, pero también lo pueden ser de una actividad académica ligada al currículo.

Por formandotec

Información, tecnología y entretenimiento desde una perspectiva educativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *