“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos”.

(A. Einstein)

Aprovechar de esta situación paradójica para imaginar un cambio. Aprovechar de la familia y de la casa por una escuela distinta, sin clases y sin deberes. Intentando respetar la ley, artículo 29 de la Convención que dice: “la educación del niño deberá estar encaminada a desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades”.

– La casa como taller tecnológico
– La cocina como laboratorio de ciencia
– La naturaleza en las macetas
– La lectura, el teatro familiar
– La historia dentro del cajón – La literatura: el diario secreto
– Los videos hechos en casa
– Jugar, no solo videojuegos
– La casa como escuela y los padres como asistentes



Nota: debido a problemas de conectividad por el contexto que estamos viviendo; es posible que algunas partes de la ponencia no estén completas.

Por formandotec

Información, tecnología y entretenimiento desde una perspectiva educativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.